Iniciar sesión Suscríbete

Control de los agentes cancerígenos, mutágenos o reprotóxicos en el lugar de trabajo

Escrito por Jose Antonio Carrasco

Director Técnico IMQ Prevención

Control de los agentes cancerígenos, mutágenos o reprotóxicos en el lugar de trabajo

Con la promulgación del RD 665/1997 en nuestro ordenamiento jurídico, como resultado de la transposición de la Directiva 90/394/CEE de 28 de junio de 1990, relativa a la protección de las y los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo, se puso en marcha un marco normativo que ha regulado la protección de las personas trabajadoras, mediante el conocimiento y tecnología disponible.

Esta reglamentación ha sido actualizada con diversas modificaciones, entre otras, la introducción de nuevas sustancias o mezclas al listado de agentes que aplica. En próximas fechas está previsto que se publique, además, una nueva modificación, mediante la transposición de la Directiva (UE)2022/431.

Resultado de la investigación y la evidencia científica por medio de estudios epidemiológicos, sustancias que hace unos años se podían comercializar sin limitaciones y manipular en los puestos de trabajo como cualquier otro agente o sustancia, eso sí, con un adecuado almacenamiento, etiquetado, control de la exposición, formación e información, según pasa el tiempo, vemos que aumenta el número de sustancias que son clasificadas como agente cancerígeno, mutágenos o reprotóxicos.

Este cambio en la clasificación de las sustancias está condicionado a las investigaciones de organismos como la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), dando lugar a una clasificación, según el anexo I del Reglamento (CE) nº1272/2008, sobre clasificado, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, por el cual se establecen unas categorías.

Carcinógenos de categoría 1: son aquellas sustancias o mezclas que son carcinógenos o supuestos carcinógenos para el ser humano.

  • Categoría 1A. se sabe que es cancerígeno para las personas, en base a la existencia de pruebas en humanos.
  • Categoría 1B. se supone que es un carcinógeno para las personas, en base a la existencia de pruebas en animales.

Mutágenos en células germinales de categoría 1: son aquellas sustancias o mezclas de las que se sabe o se considera que inducen mutaciones hereditarias en las células germinales humanas.

  • Categoría 1A. se sabe que induce mutaciones hereditarias en las células germinales humanas, en base a pruebas positivas en humanos obtenidas a partir de estudios epidemiológicos
  • Categoría 1B. se considera que induce mutaciones hereditarias en las células germinales humanas, en base a resultados positivos en mamífero in vivo.

En todos estos casos son de aplicación las medidas de protección y control que establece el RD 665/1997 de 12 de mayo, sobre la protección de las personas trabajadoras contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo.

Una de las premisas que nos debe guiar en el adecuado control ambiental de estos agentes es que “Los conocimientos científicos actuales no permi­ten identificar niveles de exposición por debajo de los cuales no exista riesgo para la salud por exposición a los agentes mutágenos, la mayoría de los cancerígenos y algunos tóxicos para la reproducción o reprotóxicos”.

Por tanto, es una responsabilidad y obligación empresarial establecer medidas de control y prevención frente a estos agentes. Y la secuencia lógica de aplicación de las medidas debe ser según el siguiente orden:

Sustitución

Se deberá evitar la utilización en el trabajo de agentes cancerígenos, mutágenos o reprotóxicos, mediante su sustitución por una sustancia, una mezcla o un procedimiento que, en condiciones normales de utilización, no sea peligroso o lo sea en menor grado para la salud o la seguridad de las personas trabajadoras.

Sistemas cerrados

En aquellos casos que no sea técnicamente posible sustituir dichos agentes, el empresario o empresaria garantizará que la producción y utilización de estos se lleven a cabo en un sistema cerrado, junto con la presencia de sistemas de detección para evitar las fugas.

Bajo nivel de exposición

Cuando la aplicación de un sistema cerrado no sea técnicamente posible, el o la empresaria garantizará que el nivel de exposición de las personas trabajadoras se reduzca a un valor tan bajo como sea técnicamente posible.

La exposición a la concentración más baja posible, como última opción, debe ir acompañada de una serie de medidas adicionales:

  • Limitar las cantidades presentes en el lugar de trabajo.
  • Diseñar los procesos de trabajo para reducir al mínimo la generación de estos agentes en el lugar de trabajo.
  • Limitar al mínimo las personas expuestas.
  • Colocación de sistemas de extracción localizada o ventilación general, protegiendo igualmente la salud pública y el medio ambiente.
  • Mantener sistemas de medición y mejor si son de detección inmediata, asociados a sistemas de aviso para evitar exposiciones anormalmente altas.
  • Aplicar procedimientos y métodos de trabajo adecuados.
  • Utilización de sistemas de protección colectiva antes que medidas individuales de protección.
  • Aplicar medidas higiénicas, en particular limpieza regular del entorno de trabajo.
  • Mantener el etiquetado de los envases iniciales en los trasvases y en los residuos generados.
  • Delimitar las zonas de riesgo, por medio de señalización de seguridad y salud, con especial protección a las personas especialmente sensibles.

Es necesario controlar todas las posibles vías de penetración, por ejemplo, la vía digestiva y la contaminación de la ropa de trabajo. Por ello se debe prohibir que se coma, beba o fume en el lugar de trabajo, estableciendo sistemáticas para el aseo personal antes de la comida y del abandono del trabajo. Y para el control de la ropa de trabajo, esta deberá estar alejada de la ropa de vestir por medio de taquillas separadas, siendo responsabilidad del empresario o empresaria el lavado y descontaminación de la ropa de trabajo.

Por último, y no menos importante, se deberá realizar una adecuada y específica vigilancia de la salud realizada por personal sanitario competente. Según se recogen en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la vigilancia de la salud es un derecho de las personas trabajadoras y una obligación de la empresa, y establece de forma general la voluntariedad de participar en el proceso. En el caso de exposición a agentes cancerígenos, mutágenos o reprotóxicos, previo acuerdo con las y los representantes de las personas trabajadoras y siendo imprescindible la realización de los reconocimientos para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud, se deberán realizar de forma obligatoria.

Para consultar si una sustancia está clasificada, según el Reglamento (CE) Nº 1272/2008, como carcinógena, mutágena o reprotóxica, se puede utilizar la base de datos INFOCARQUIM, del INSST.

No te pierdas las novedades para cuidar de la salud de tu empresa

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo consejos y recomendaciones para cuidar de la salud de las personas de tu empresa.

IMQ PREVENCIÓN

Trabajamos junto a tí para evitar riesgos en el trabajo

La mayor red de centros en Euskadi a tu disposición.

Descúbrelo ahora

Artículos relacionados

Las 5S como herramienta para reducir los riesgos laborales
Las 5S como herramienta para reducir los riesgos laborales
Las 5S como herramienta para reducir los riesgos laborales

La Metodología 5S se presenta como una estrategia eficaz para mejorar la seguridad y salud en el entorno laboral. A través de la organización, orden, limpieza, estandarización y disciplina, las empresas pueden reducir significativamente los riesgos laborales, aumentar la productividad y fomentar un ambiente de trabajo seguro y agradable. Este enfoque no solo mejora las condiciones de trabajo sino que también promueve una cultura de prevención y mejora continua.

Seguir leyendo
Ejercicio físico, clave para prevenir lesiones laborales
Ejercicio físico, clave para prevenir lesiones laborales
Ejercicio físico, clave para prevenir lesiones laborales

Lograr un adecuado bienestar en el trabajo resulta clave para que los empleados y empleadas se encuentren al 100%. La […]

Seguir leyendo
Empresa en forma gracias a los programas de actividad física
Empresa en forma gracias a los programas de actividad física
Empresa en forma gracias a los programas de actividad física

La implantación de programas de actividad física ayuda a las empresas no solo a mejorar la salud de sus trabajadores […]

Seguir leyendo